Superintendencia de Industria y Comercio

Top bar

Logo gov.co

Se encuentra usted aquí

chat bot

Tramites y servicios menu secundario

¿Sabías que los asientos de seguridad infantiles para el vehículo tienen fecha de vencimiento?

Advertencias 2015
¿Sabías que los asientos de seguridad infantiles para el vehículo tienen fecha de vencimiento?


Recomendaciones que todo padre debe conocer. ¡CUIDE SU MAYOR TESORO!

Los niños o bebés poco o nada pueden hacer para evitar o disminuir el riesgo de muerte y lesiones asociadas a los accidentes de tránsito. ¡USTED SI PUEDE, ENTÉRESE CÓMO!

Los accidentes de tránsito son una causa común de mortalidad y lesiones graves infantiles que en la gran mayoría de casos se pueden evitar si se utiliza correctamente en el vehículo la silla de seguridad para niños.

 

Cuando piense en adquirir una silla de seguridad infantil para automóvil, debe tener en cuenta como mínimo los siguientes aspectos:

1.Selección de la silla

Las sillas de seguridad infantiles para vehículo tienen fecha de vencimiento.  Lo anterior se debe a que con el tiempo y las altas y bajas temperaturas a que es expuesta la silla por permanecer constantemente en el vehículo durante el día y la noche, ésta puede llegar a perder o disminuir sus propiedades mecánicas. El límite elástico, la tensión de ruptura, la dureza o su resistencia al impacto son propiedades de la silla que pueden salvar la vida de un bebé, pero su deterioro compromete tal funcionalidad.

Adviértase que no siempre el deterioro deja huellas visibles e identificables mediante el tacto o la visión, por lo que se requieren ensayos muy especializados para ubicar posibles grietas o hilos de ruptura que comprometan la seguridad del niño al momento del accidente.

Según la normatividad de cada país las sillas de seguridad infantil pueden indicar o no su fecha de vencimiento. Por eso, antes de comprar una silla, ya sea nueva o usada, asegúrese que ésta se encuentra vigente. Si no está informada la fecha de vencimiento, tenga en cuenta que lo recomendable es usar asientos que tengan menos de 5 años, y que bajo ninguna circunstancia superen los 10 años de fabricación.

La silla de seguridad infantil es un producto desechable de un único uso, es decir, si ésta estuvo involucrada en un accidente debe desecharse o reciclarse, evitando que llegue a manos de otra persona que permita su reutilización. Siempre es mejor comprar una silla nueva, pero si usted no tiene otra alternativa que usar o comprar una silla de segunda, adicionalmente a verificar la fecha de vencimiento, debe conocer la historia de la silla para estar seguro que ésta no estuvo involucrada en un accidente que hubiese deteriorado sus propiedades. Una silla con un mes de uso pudo haber estado involucrada en un accidente y físicamente aparentar ser completamente nueva.

Adicionalmente, si va a utilizar una silla usada verifique que ésta venga con el manual que le permita conocer entre otros, las advertencias, recomendaciones de uso, instrucciones de instalación y si la silla cuenta con todas las partes y elementos de seguridad. Aunque la silla se vea perfectamente bien instalada en el vehículo, la falta de algún elemento o no seguir una advertencia, recomendación o instrucción de instalación, puede comprometer la seguridad de la silla o hacerla inservible al momento del accidente.

2.Características de seguridad de las sillas

Con el paso del tiempo tanto la normatividad que regula las sillas de seguridad infantiles como la tecnología para su fabricación, desarrollan nuevas y más seguras características, las cuales al momento de un accidente pueden salvarle la vida a su bebé y disminuir el nivel de lesiones.

El sistema de seguridad de las sillas de vehículos para niños consta de un arnés con seguros que mantienen al niño en la posición correcta, tanto durante el viaje, como en el caso de un accidente. En la actualidad y en países como el nuestro en los que no existe una normatividad que regule las características propias de estos productos, aún se encuentran en el mercado sillas de seguridad con arnés de tres puntos o de cinco puntos.

El sistema de arnés de 3 puntos aún cumple con normas de seguridad y consta de dos correas que pasan sobre los hombros, un seguro en el pecho y una correa y un seguro en la entrepierna – ver imagen 1-.

El  sistema de arnés de 5 puntos consta de dos correas que pasan por los hombros, dos que salen de las caderas al ombligo, un seguro en el pecho y una correa y un seguro en la entrepierna – ver imagen 2-.

Imagen1

La diferencia entre el modelo de 3 y 5 puntos radica que el último mantiene al niño en la correcta posición al momento de accidentes o golpes laterales, mientras que el de tres puntos no impide que éste se golpee de lado a lado.

Otro factor a tener en cuenta es el sistema de ajuste en el pecho. El primero, consta de un elemento pástico con el cual, si no se ubican correctamente las correas – ver imagen 3 – el niño puede salir disparado en caso de accidente. El segundo modelo, tiene un sistema simple de hebilla que  al ser asegurado emite un sonido garantizando su correcto ajuste.

Imagen2

Si va a utilizar una silla usada o “antigua”, es importante conocer si ésta ha sido objeto de una campaña de seguridad que la hubiese retirado del mercado o que fuese necesaria su modificación mediante un kit de reparación (http://www.sic.gov.co/noticias/GRACO-lanza-campana-de-seguridad-para-coches-de-bebe).

3. Ajuste de la silla infantil al vehículo

Tan importante como tener una silla de seguridad infantil es su adecuada instalación. Una gran cantidad de lesiones de niños y bebés involucrados en accidentes de tránsito se deben a la inadecuada instalación de la silla en el vehículo. Asegúrese de leer las advertencias, recomendaciones e instrucciones contenidas en el manual, y lo más importante, seguirlas paso a paso, de eso puede depender la vida del niño. También puede dejar la instalación en manos de un experto, lo que sin duda resulta más recomendable.

Tenga en cuenta que la vida de sus hijos depende del correcto uso del asiento infantil de seguridad para vehículos que es de uso obligatorio en relación con la seguridad de los pequeños, aunque en algunos países no exista normatividad a este respecto. No es seguro llevar un bebé o un niño en brazos ni permitirles que se liberen de la silla de seguridad. Argumentos como “yo pensé que la silla estaba bien instalada” “es que ella odia la silla y no quería torturarla” o “solo íbamos a la esquina”, son frases utilizadas por padres que vieron como sus hijos murieron o sufrieron lesiones graves por la falta de su correcto uso o incorrecta instalación.

Tenga en cuenta que el peso y la talla del niño también son aspectos de especial importancia al momento de comprar la silla de seguridad que más se adapte a sus necesidades.

RECUERDE: Los niños o bebés poco o nada pueden hacer para evitar o disminuir el riesgo de muerte y lesiones asociadas a los accidentes de tránsito. ¡USTED SI PUEDE! ¡CUIDE SU MAYOR TESORO!

Última actualización: 
Lunes, Agosto 1, 2016 - 15:47