Superintendencia de Industria y Comercio

Top bar

Logo gov.co

Se encuentra usted aquí

chat bot

Tramites y servicios menu secundario

Historia de una ingeniera “súper espacial”: Mary Jackson

Por: Pamela Andrea Hernández Vélez – Periodista Oscae SIC

Fecha: 20 de julio de 1969, el hombre camina por primera vez en la luna. Este momento marca un hito en la historia de la humanidad y en el de la propiedad industrial. Alto… -la pregunta de siempre- ¿qué tiene que ver la propiedad industrial con la llegada a la luna, cuál fue su contribución para lograr “un pequeño paso para el hombre, un gran salto para la humanidad”, como afirmó el astronauta estadounidense Neil Armstrong al pisar la luna?

La propiedad industrial se convirtió en la gestora de historias importantes de personas que hicieron de la palabra “sueños” algo posible de cumplir. Paradójicamente, una de esas historias le corresponde a la primera ingeniera aeroespacial afrodescendiente. Nacida el 9 de abril de 1921, Mary Winston Jackson, contribuyó efectivamente a cambiar la historia del mundo y, más aún, la historia de dos movimientos sociopolíticos que han sufrido y luchado por sus derechos de forma admirable –las mujeres y los afrodescendientes-.

Ahora bien, ubiquémonos en el año 1969, momento histórico dominado por el hombre –más específicamente por el hombre de raza blanca-. Las mujeres y los afrodescendientes luchaban por el reconocimiento de sus derechos civiles y por el acceso a una calidad de vida mejor. Muchos se acoplaban a las normas, mientras que otros soñaban con un mundo distinto.

 Foto tomada de: http://www.blackpast.org/files/Mary_Winston_Jackson__BGM_Photo_Archives.jpg

Ese fue el caso de Mary Jackson, quien en 1942 inició sus estudios en matemáticas y ciencias físicas; en 1951 entró a trabajar a la NASA, y en 1953, frente a la oferta laboral de sus sueños, tomó la decisión de presentar una petición al ayuntamiento de Hampton, Virginia, con el fin de que se le otorgara el permiso para realizar estudios de licenciatura en matemáticas y física de la Universidad de Virginia. Sin embargo, estos cursos nocturnos se ejecutaban en el Instituto de Secundaria de Hampton, el cual en ese momento solo admitía personas de tez blanca. Finalmente, en 1958 tras conseguir su grado como LA PRIMERA INGENIERA AEROESPACIAL AFRODESCENDIENTE, construyó con ayuda de un equipo especializado, lo que sería hoy su más importante legado, un túnel de viento.

Este invento nació por la necesidad de entender las fuerzas que se ejercen sobre un modelo al proporcionar, en promedio, dos veces la velocidad del sonido[1]. De igual forma, Jackson se destacó dentro del equipo de ingenieros que construyeron la nave espacial que traería seguros a los astronautas de vuelta a casa.

Para saber más acerca de la vida de Mary Jackson puede ver el siguiente video:

Como Mary Jackson, existen muchas historias de inventores, emprendedores, personas que lo han arriesgado todo por un sueño, pero no cualquier sueño, sino por aquel que los ha hecho cambiar el mundo. 

Están abiertas las inscripciones para el premio al inventor colombiano y con esta historia se pretende estimular a las personas a que crean en sus “sueños” y que, sin importar las circunstancias, luchen por materializar sus ideas ya que, quién sabe, hasta podrían salvar el mundo.

Referencias

[1] Nasa. (2017). Mary Jackson Biography. [en línea] disponible en: https://www.nasa.gov/content/mary-jackson-biography


Última actualización: 
Miércoles, Junio 7, 2017 - 13:03