Top bar

Se encuentra usted aquí

chat bot

Trámites y servicios

Tramites y servicios menu secundario

¿Qué hay detrás de la obra y la marca de Tal Cual?

Por: Pamela Andrea Hernández Vélez

Cualquier colombiano ha escuchado o visto en alguna ocasión al personaje del Boletín del Consumidor “Tal Cual”. Un dibujo animado que al caminar se ve como un habitante común y corriente, pero cuando abre su boca llama la atención la fuerza donde le pregunta a autoridades de entidades del Estado, con relación a información de interés general para cualquier persona.

Este pequeño personaje de camisa naranja, pantalones amarillos y doce pelos negros en su cabeza, fue creado hace 16 años por Francisco Hernández, diseñador gráfico que, en ese momento y hasta la actualidad, se ha preocupado por las formas en las que el desconocimiento sobre temas de derechos y deberes ciudadanos puede afectar a cualquier persona o población.

Es decir, el intríngulis por entender de qué manera se trasmite cierto tipo de información y cómo esta puede ser útil para los colombianos, hizo que el diseñador se las ingeniara, por medio de un personaje, para generar preguntas frecuentes que, a su vez, pudiesen ser resueltas por las autoridades pertinentes.  

La esencia del personaje se fundamenta en el humor, la realidad y los sueños, así como, en el principio de

“Mantener su libertad de pensamiento, respetando también el pensamiento de todos los demás” y la función de “ser un buscador de respuestas claras, sencillas y veraces, que puedan servir a quien le interese, para estar atento y no comer cuento. Tal Cual” (Pachoache, 2017)

Sin embargo, todo esto no sería posible si el creador de la marca y la obra no le brindara la importancia que tiene el registro de sus creaciones frente a las autoridades responsables (Superintendencia de Industria y Comercio - Dirección Nacional de Derecho de Autor).

Ahora bien, es importante comentar que después de comprender lo que hay detrás de la historia de este personaje, el sentimiento que deja a su paso es el de admiración y orgullo, por ser una marca que intenta, en lo posible, velar por los derechos de los colombianos generándoles herramientas que les ayuden a conocer y proteger lo que por ley les corresponde.