Superintendencia de Industria y Comercio

Top bar

Logo gov.co

Se encuentra usted aquí

chat bot

Tramites y servicios menu secundario

Pelanas: Una empresa familiar que protege sus diseños

Por: Pamela Hernández, Periodista OSCAE

Hace 30 años el empresario Gilberto Olarte Gómez, fundador de la marca Pelanas, descubrió la importancia de generar elementos simbólicos en la mente de sus clientes. Este emprendedor nacido en Medellín, buscó que los personajes de su marca no fueran simples peluches, sino que representaran las emociones que sus clientes querían transmitir a la hora de comprar sus detalles.

Todo inició en una tienda de regalos donde Gilberto y su esposa encontraron la necesidad de crear sus propios diseños. El primer taller de la marca fue el hogar del empresario, hasta que poco a poco el espacio comenzó a quedar pequeño por causa de la fuerza del negocio y así llegó a ser la empresa de detalles con mayores diseños industriales registrados en Colombia.

Como cualquier tipo de emprendimiento, el esfuerzo y las ganas de innovar fueron pilares necesarios para la construcción de la marca. Pelanas tiene elementos que le agregan un factor diferencial en el mercado nacional e internacional, ya que el equipo se esfuerza por cubrir detalladamente cada diseño, creación y producción. 

EL PRIMER PERSONAJE

Entre sus muchas anécdotas se encuentra el diseño del primer personaje, el cual está plasmado en el logo de la marca y recuerda el inicio de un largo camino de deseos e iniciativas que Gilberto Olarte ha querido que su marca tenga.

Cuando vio el progreso de su negocio tomó una decisión importante para la empresa, medida que implicaba la protección de los diseños desde todos los frentes; razón por la cual no solo registra la marca, sino que cada uno de sus diseños comienzan el proceso para la protección de sus creaciones. 

Primero los diseños se registran en la Dirección Nacional de Derecho de Autor y, en el momento en el que estos son puestos en un molde y se materializan, los diseños industriales se registran en la Superintendencia de Industria y Comercio.

En la actualidad, cada trimestre se crean tres personajes, por lo que la cifra de diseños registrados oscila entre los 360 y 400. Asimismo, al ser un producto que intenta expresar sentimientos, abre el espectro del público al que va enfocado, pero sus mayores consumidores son jóvenes y adultos entre los 17 y 25 años. Adicional a esto, Pelanas se distribuye en pequeñas y medianas empresas que se encuentran en el sector de venta de regalos. 

¿Qué retos tiene pelanas en el mercado?

  1. Competencia en comercio exterior, ya que uno de los países a los que exportaban los productos era Venezuela, pero con la crisis que atraviesa este país se debe apuntar a otras Naciones.
  2. Competencia con importaciones. Productos procedentes de China, por ejemplo, son más económicos.
  3. Combatir el comercio ilegal.
  4. Diversificar constantemente los diseños de los personajes. Es decir, a través del personaje se deben expresar los sentimientos de las personas, por lo que no se pueden quedar solo en la creación del peluche, sino que se debe plasmar en otro tipo de material como mugs, almohadas, billeteras, etc.

¿Cómo se hace un diseño de Pelanas?

Todo parte de una idea, la cual durante el proceso se va transformando. Lo primero es hacer bocetos manuales. Seguido de esto, se montan en digital, se eligen los colores y se comienza el proceso de registro. Cuando los diseños obtienen su registro se comienza con la materialización de la idea en un molde 3D y, finalmente se realiza la producción y distribución masiva de los personajes.

¿Qué caracteriza los diseños?

Los personajes se caracterizan por la forma de las trompas grandes y los ojos tiernos. No obstante a lo largo del tiempo ha habido transformaciones, ya que el mercado así lo exige.

Pelanas es una marca que enseña la importancia del diseño industrial en Colombia, al ser una de las empresas familiares con mayor recorrido en el mercado. Es el claro ejemplo de cómo enfrentar las vicisitudes del comercio pensando siempre en las necesidades de los consumidores.