Superintendencia de Industria y Comercio

Top bar

Logo gov.co

Se encuentra usted aquí

chat bot

Tramites y servicios menu secundario

Soñemos: innovación y Propiedad Intelectual

Por: Alejando moreno - Inventor colombiano


Nosotros los seres humanos tenemos la capacidad de soñar. No se sabe en realidad si los animales y especialmente los mamíferos tienen esa capacidad. Pero algo muy cierto es que como seres superiores podemos soñar de dos maneras. Una forma es cuando nos acostamos después de un largo día de trabajo. Por lo general, estamos cansados y una vez nos quedamos dormidos empezamos a soñar.

Claro está que hay psicólogos y psiquiatras quienes soportan la teoría de que todos los días soñamos, pero no podemos recordar nuestros sueños. De todas maneras, recordados o no, estamos completamente fuera del control de nuestros sueños. En otras palabras, no podemos programar nuestros sueños cuando nos vamos a dormir.

.

-HAY SUEÑOS… Por otra parte, hay sueños que los tenemos cuando estamos despiertos y lo mejor de todo, es que estos sí los podemos planear, diseñar, controlar y por encima de todo realizar.

 

La mayoría de nosotros tenemos sueños que abarcan desde conseguir una pareja y casarnos, pasando por la casa o el apartamento soñado, hasta la finca, o de tener nuestros propios negocios y, aun mejor, ser nuestros propios jefes. En esta última y cuando no queremos a nadie tomando decisiones por nosotros, entra en juego la palabra CREATIVIDAD.

 


Ilustración: Pablo Gerardo Camacho - Diseñador gráfico

Innovación

Empezamos con una idea muy pequeña que la vamos forjando día a día en nuestras mentes hasta que en un momento de lucidez tomamos la iniciativa. Es esa fecha a partir de la cual no volvemos a mirar atrás y más exactamente es cuando cambiamos las palabras “CREATIVIDAD” e “INICIATIVA” por una palabra más puntual y más certera. Esta palabra es “INNOVACIÓN”. Si miramos alrededor de nosotros, es una palabra muy de moda.

-INNOVACIÓN se refiere a la creación de respuestas o soluciones a problemas actuales existentes en nuestra sociedad en forma de productos o servicios que nunca antes estuvieron disponibles al público. La novedad es la clave de la innovación.

 

En Colombia tenemos la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), una entidad cuya actividad no solo está orientada a fortalecer los procesos de desarrollo empresarial y comercial del país, sino que también promueve, entre muchas otras funciones, la propiedad industrial. Esta sección de Propiedad Industrial tiene a su vez una Dirección de Nuevas Creaciones que es conocida como la oficina de patentes.

Entonces, volviendo a los sueños, a veces soñamos de otra manera más precisa y es cuando se nos ocurre una IDEA mucho más concreta que nos lleva por un camino muy amplio de investigación y desarrollo. Es aquí cuando empezamos la RUTA DE LA INNOVACIÓN.

Promoviendo la PI

La SIC adelanta a lo largo y ancho del país programas para el desarrollo de nuestras ideas innovadoras que más tarde se convertirán en nuestra propiedad intelectual. Por ejemplo, las convocatorias como las realizadas en Medellín por intermedio de Ruta N son precisamente donde nuestros sueños se pueden convertir en realidad.

Yo soy un fiel testigo y un privilegiado del sistema desarrollado por la SIC y Ruta N. Después de haber estudiado y trabajado 30 años en Europa decidí volver a Colombia. Después de haber realizado investigación y desarrollo, especialmente en el área de plásticos, pinturas electrostáticas y textiles, entre otras, veo hoy que la vida me dio la oportunidad de realizar mis sueños. Después de dos años de mi regreso al país, he obtenido cuatro patentes pendientes por parte de la SIC.

Insistiendo en los sueños

Ruta N me paso una información acerca del concurso del Inventor Colombiano 2016 promovido por la SIC. Como nunca he parado de soñar, pero al mismo tiempo siendo realista y creyendo en mi trabajo, me inscribí al concurso presentando una de mis patentes bajo el nombre “carga de cisco de café como acelerante del proceso de vulcanización del caucho de látex natural”. El resultado fue un muy honorifico 3er puesto en la categoría “Investigación”, presentación que fue realizada el 1ro de diciembre pasado en Bogotá por representantes la SIC.

Startup

Creo que el que es soñador desde un principio siempre lo será y se me acaba de cumplir otro sueño más. Esta vez, con otra de las patentes otorgadas por la SIC y la invaluable y más profesional ayuda por parte de Ruta N: la Real Academia de Ingeniería de Inglaterra me ha invitado a un curso en propiedad intelectual y transferencia de tecnologías. Es un curso donde tendré la oportunidad de presentar mi patente bajo el modelo startup con oportunidades de lograr inversión tanto del sector privado como del sector público.

En cuanto al sector público, la Real Academia de Ingeniería tiene acuerdos a través de la fundación Newton – Caldas que ayudan a promover las ideas patentadas o en proceso de patentabilidad a través de subsidios, intercambios tecnológicos, desarrollo, optimización y comercialización de producto entre otros.

¿Ha valido la pena ser un soñador?

Me pregunto yo. No puedo mentirles. La verdad es que ha sido un proceso de muchas tristezas y alegrías; ha sido un camino muy largo y difícil, de mucha lucha y dedicación, pero hace un poco más de dos años no tenía ni los sueños, ni el premio al inventor colombiano, ni mucho menos la invitación de la Real Academia de Ingeniería, donde a propósito me convertirán en uno de sus miembros.

Cuando regrese de Londres, les escribiré de nuevo si Dios me lo permite. Quiero contarles de esa gran experiencia que ya está casi encima de mí y más precisamente de la patente que divulgaré allá. Adelantándoles un poquito; la patente cubre un proceso por medio del cual inventé un portafolio de materiales basados en fibra natural, más precisamente la fibra de fique y el látex de caucho natural como alternativa a los materiales contaminantes de plástico.

-“Los invito a todos a soñar. Todos tenemos el don de la inteligencia y estoy seguro que si yo lo he logrado de alguna manera, ustedes también lo pueden hacer”.


Estoy muy agradecido por la ayuda desinteresada y muy profesional por parte de Ruta PI y del equipo de la Superintendencia.