Se encuentra usted aquí

Inicia la Ruta Fluvial SIC en el Corazón del Atrato

Ruta fluvial

El pasado sábado 7 de septiembre, la Superintendencia de Industria y Comercio, en su rol como autoridad nacional de protección al consumidor, dio inicio a la Ruta Fluvial de la Red Nacional de Protección al Consumidor, un nuevo mecanismo de operaciones especiales que tendrá la institución para llevar el mensaje de protección al consumidor de bienes y servicios a los territorios más apartados de Colombia.

Lo anterior, a propósito de la “Misión al Corazón del Atrato”,  liderada por el Ministerio del Interior y la Armada Nacional,  entre otras entidades públicas y privadas, que tiene como objetivo llevar ayuda humanitaria que mejore la calidad de vida de los habitantes de la cuenca del Río Atrato.

En Riosucio, Chocó, la primera parada de esta jornada, se ha logrado la atención de alrededor de 100 habitantes, quienes han recibido orientación respecto a sus derechos como consumidores de bienes y servicios. Las consultas más frecuentes han sido sobre Garantías, Salud, Servicios Públicos y algunas de Telefonía Móvil e Internet.

Además de orientación y difusión a los habitantes en general, también se ha impartido capacitación a estudiantes de 9, 10 y 11,  acerca de los derechos y deberes que existen en toda relación de consumo de bienes y servicios, en el marco de cátedras de emprendimiento y proyecto de vida. Esta población seguirá siendo atendida hasta el 11 de septiembre. El recorrido continuará hacia el Carmen del Darién, Bojayá y Beté, finalizando el día 25 del presente mes. 

Notas relacionadas


Superindustria embarga a 6.625 morosos que le adeudan más de $390.000 millones en multas al Estado
La Superindustria habilitó un módulo de verificación en su página en internet
Las infracciones al régimen de libre competencia económica se habrían materializado por 3 empresas y 3 tres personas naturales en 6 procesos de selección contractual, 5 adelantados por el INVÍ
1095 usuarios de las poblaciones de Riosucio, Carmen del Darién, Vigía del Fuerte, Bojayá, Beté y Tanguí, recibieron orientación sobre sus derechos como consumidores de bienes y servicios