Servicios funerarios

 


Servicios funerarios

En el momento de la muerte de un ser querido, nos encontramos ante la difícil situación de tener que decidir cómo queremos que sea su eterno descanso. Al acudir a las empresas funerarias, éstas nos formulan múltiples preguntas que, seguramente, no nos habíamos planteado hasta ese momento; por consiguiente la información es clave para no caer en una elección poco meditada que luego pueda pasarle factura al consumidor. A continuación recogemos las principales recomendaciones.

Servicios de defunción o sepelio prepagado

Por un lado, si su familiar fallecido tiene servicio pre-exequial prepagado, el dinero que ha estado pagando durante años cubre los servicios correspondientes a esa aportación económica, por lo que usted no tendría por qué pagar nada extra. Sin embargo, algunas empresas funerarias intentarán convencerle para que aporte algo más de dinero a cambio de obtener más "calidad" para la despedida de su ser querido. Ante esta circunstancia, la SIC, le aconseja que:


  • Lea con mucho detenimiento todos los detalles del servicio que tenía contratado su familiar y pida una relación exacta de lo que estaría incluido. A veces los seguros de vida incluyen también seguro de defunción. Es recomendable comprobarlo.
  • Si decide añadir algo o cambiar la categoría de alguno de los productos incluidos, pida a la empresa funeraria un presupuesto del gasto extra desglosado por conceptos. Aunque sea difícil en un momento tan delicado, es importante no precipitarse a la hora de responder a la empresa funeraria.
  • Si le parece suficiente para el funeral, no contrate nada más.
  • Exija que le entreguen todos los documentos acreditativos de la liquidación de gastos que la empresa funeraria ha gestionado con la compañía aseguradora, así como la factura con los gastos extras que le ha supuesto el funeral.

Con las EMPRESAS FUNERARIAS, al momento de la relación comercial debe:


  • Infórmese bien de los precios de todos los servicios que ofrece la funeraria. La empresa está obligada a exponer un cartel con información sobre los precios ofertados, desglosando todas las posibles tarifas. También tienen que tener un catálogo con los servicios que presta, indicando las características y precios.
  • Exija siempre un presupuesto por escrito de lo que le va a costar todo el servicio. Sepa que un funeral conlleva no solo comprar un ataúd o una urna para las cenizas, sino también: el alquiler de una sala en un tanatorio para velar al familiar; la elección del tipo de ataúd, nicho, lápida, sepultura, etc. y de las inscripciones correspondientes; la elección de las telas; la preparación del cuerpo; la climatización de la sala o el embalsamamiento; el alquiler de coches fúnebres y personal; la gestión de documentación; etc.
  • No está obligado a contratar todos los servicios con la misma empresa funeraria. Usted puede comprar la corona de flores por un lado y el ataúd por otro. Incluso puede elegir un tanatorio distinto del que le ofrece la funeraria. Sin embargo, suele ser más cómodo dejarlo todo en manos de una sola empresa.
  • Reúnase con sus familiares antes de decidir el tipo de servicios que va a contratar. Estúdienlo con calma, en función de las necesidades y de sus condiciones económicas. También, a veces, hablar con alguien que no esté afectado por la situación en ese momento puede ayudar a ver las cosas más objetivamente.
  • No se deje llevar por los ofrecimientos que los comerciales le hagan en el mismo momento del fallecimiento de su ser querido. En esa situación usted puede contratar algo de forma impulsiva, aunque no sea lo que realmente desea o necesita.
  • Exija siempre que el servicio que le ofrezcan cumpla las condiciones higiénicas necesarias y que el trato sea el adecuado y se ajuste al respeto que merece el momento. Si usted considera que el servicio no se ha realizado correctamente, presente una queja. La empresa está obligada a tener formatos de PQR`s (peticiones, quejas o reclamos) a disposición de los usuarios.
  • Infórmese bien sobre la caducidad de los alquileres de nichos y sepulturas y de si, pasado ese tiempo, debe desembolsar otra cantidad de dinero para seguir conservando los restos de su familiar en ese lugar.
  • En el caso de muerte no natural, sepa que la autopsia no debe pagarla usted.
  • Al finalizar el servicio, pida una factura o recibo. La empresa está obligada a entregársela.