Visor de contenido web

Organización Mundial de la Propiedad Intelectual -OMPI-


www.wipo.org

Consideraciones Generales

Los orígenes de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual se remontan a 1883 y 1886, años en que se adoptan el Convenio de París para la Protección de la Propiedad Industrial y el Convenio de Berna para la Protección de las Obras Literarias y Artísticas, cuyas oficinas se unieron para formar Oficinas Internacionales Reunidas para la Protección de la Propiedad Intelectual (BIRPI), precursora de la actual Organización Mundial de la Propiedad Intelectual.

La OMPI con 188 Estados miembros, tiene una dimensión dual: la protección de los derechos de propiedad intelectual y la promoción de la actividad creativa e innovadora, para cuyo desarrollo se ha orientado a forjar una nueva visión y una estrategia que sean sinónimo de flexibilidad y dinamismo.

Los Estados miembros y su Secretaría, llevan a cabo programas de trabajo con las siguientes finalidades:

Armonizar legislaciones y procedimientos nacionales en materia de propiedad intelectual;

Fomentar la protección y la utilización efectivas de la propiedad intelectual en todo el mundo, mediante la cooperación de los Estados;

Promover el intercambio de información en materia de propiedad intelectual;

Prestar asistencia técnico-jurídica a los Estados que la soliciten;

Facilitar la solución de controversias en materia de propiedad intelectual en el sector privado, y

Fomentar el uso de las tecnologías de la información y de Internet, como instrumentos para el almacenamiento, el acceso y la utilización de valiosa información en el ámbito de la propiedad intelectual.
En desarrollo de los objetivos mencionados, la OMPI administra tratados sobre protección de la propiedad intelectual, sobre obtención de derechos y sobre clasificaciones.

Participación de la SIC

La Superintendencia de Industria y Comercio, como órgano técnico y asesor del gobierno, es partícipe activo de los grupos de trabajo que conforman la OMPI, en las asambleas, las reuniones y los foros.

La participación de la SIC en el foro de la OMPI ha sido fundamental toda vez que nos ha permitido:

Mantener un marco internacional estable en materia de derechos de propiedad industrial, que inspira confianza, fomenta las inversiones y promueve el desarrollo económico;

Acceder a los planes de acción de orientación nacional ejecutados por la OMPI, encaminados a modernizar y ampliar las oficinas nacionales de propiedad intelectual, a obtener asistencia técnica y jurídica en la sintonización de la legislación y administración de la propiedad industrial con las disposiciones del Acuerdo sobre los Aspectos de derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (ADPIC), así como recibir apoyo financiero y participar en programas de formación y enseñanza;

Adoptar posiciones frente a la futura adhesión de Colombia a los diversos convenios relacionados con la propiedad industrial.
Novedades

Fuente: www.wipo.int

OMPI

Los registros internacionales de marcas alcanzan la cifra de un millón

El número de registros internacionales de marcas efectuados en virtud del Sistema de Madrid para el registro internacional de marcas, administrado por la OMPI, ha alcanzado este mes la cifra de un millón, tras el registro de la marca de la empresa austríaca Grüne Erde, una empresa “ecológica” especializada en productos naturales, como madera, textiles y cosméticos.

Los registros de marcas suelen reflejar la evolución en el gusto de los consumidores, al igual que el esfuerzo de las empresas por consolidar su posición en el mercado. En este caso, la marca del millón es una marca “verde”, y ello pone de manifiesto que el público y los círculos empresariales están cada vez más atentos a las cuestiones medioambientales.

“Las marcas, y las actividades de desarrollo de marcas que hay detrás de ellas, permiten a los consumidores elegir con conciencia los productos que compran”, dijo el Sr. Francis Gurry, Director General de la OMPI. “Son activos comerciales de gran valor. El sistema de la OMPI para el registro internacional de marcas es un medio económico, sencillo y ágil para que las empresas de alcance internacional protejan y administren sus carteras de marcas.”

El fundador y Director Ejecutivo de Grüne Erde, Reinhard Kepplinger, dijo que es “de sumo agrado” para su empresa haber registrado la marca internacional número un millón. “Consideramos que el Sistema de Madrid constituye una manera fácil y económica para que nuestra empresa registre su marca en el plano internacional”, dijo el Sr. Kepplinger, quien añadió que Grüne Erde, que emplea más de 300 personas, es la prueba tangible de que “es posible crear una empresa con conciencia ecológica que, a la vez, tenga gran éxito en el mercado “ La empresa produce y vende unos 5000 productos elaborados a partir de materia prima natural, entre otras cosas, mobiliario, textiles y cosméticos.

El aumento en el ritmo de crecimiento del Sistema de Madrid en los últimos dos decenios refleja el carácter cada vez más internacional del comercio y el reconocimiento generalizado de la importancia comercial de las marcas. Después del registro de la primera marca internacional por la empresa chocolatera Russ-Suchard & Company, en 1893, pasaron 93 años hasta alcanzar los 500.000 registros internacionales, con la marca registrada en 1986 por la empresa suiza Sandoz AG (que ahora pertenece a la compañía alemana BASF SE). La marca número 750.000 se registró 15 años después, en 2001, a nombre de microTec Gesellschaft für Mikrotechnologie mbH, de Alemania. La marca internacional número 900.000 fue registrada 5 años después, en 2006, por una empresa china: Chaozhou Fengxi Jinbaichuan Porcelain Crafts Factory, y debieron pasar tan sólo tres años hasta el registro de la marca número un millón.

(Fuente: www.wipo.int)